Una esperanza en el Día Mundial de la Artritis

el

Raimundo Santamarta

Empresario e investigador de la industria farmacéutica.

El sistema de defensa antioxidante está comprometido en pacientes con Artritis Reumatoide (AR), una enfermedad inflamatoria discapacitante, que afecta aproximadamente a 1.5% de la población mundial, con prevalencia en mujeres. Sus manifestaciones son dolor articular, rigidez e inflamación. Aunque se manifiesta, primordialmente, en personas de edad madura, también puede desarrollarse en la juventud. Se conoce que existen cambios en el equilibrio oxidante/antioxidante a favor de la peroxidación lipídica, lo que conduce al daño en los tejidos observados en la enfermedad.

Gracias a nuevas tecnologías emergentes, existen numerosos avances en el desarrollo de nuevas drogas para el tratamiento de pacientes con artritis reumatoide (AR) y otras patologías de origen inmunológico, sin embargo, estas drogas traen consigo algunos efectos secundarios indeseados que comprometen la adherencia al tratamiento por parte del paciente. Estas drogas pueden producir toxicidad sobre los riñones y el tejido nervioso; junto a la presencia de niveles elevados de lípidos en la sangre y trastornos hormonales. Por estas razones, médicos y pacientes se interesan cada vez más en tratamientos alternativos como la terapia con nutracéuticos y suplementos.

Aunque aún es desconocida la etiología de la artritis reumatoide, la inflamación resultante de la reacción inmunológica está bastante bien descrita. Se sabe que los granulocitos, macrófagos y linfocitos -células del sistema inmune- se activan, y que se producen especies reactivas de oxígeno y nitrógeno (ROS) [1]. Estos ROS reaccionan con lípidos, proteínas y ácidos nucleicos y se conoce que son importantes en el origen y la cronicidad de las enfermedades reumáticas inflamatorias [2].

Un enfoque para contrarrestar esta situación de estrés oxidativo en las articulaciones es una ingesta adecuada por vía oral de nutracéuticos antioxidantes como el Glutatión (GSH), agente que reduce la generación de ROS y mejora el estado antioxidante en pacientes con AR (3) .

Para más información, visita www.glutadose.com

Fuentes:

1.Lunec J, Halloran SP, White AG, Dormandy L (1981) Freeradical oxidation (peroxidation)products in serum and synovial fluid in rheumatoid arthritis. J Rheumatol 8:233–245 [ PubMed ]

2. Remans PH, van Oosterhout M, Smeets TJ, Sanders M, Frederiks WM, Reedquist KA, Tak PP, Breedveld FC, van Laar JM (2005) Intracellular free radical production in synovial T lymphocytes from patients with rheumatoid arthritis. Arthritis Rheum 52(7):2003–2009 Ju

3. Bae Sc, Kim SJ, Sung MK, et al. Inadequate antioxidant nutrient intake and altered plasma antioxidant status of rheumatoid arthritis patients. J Am Coll Nutr 2003; 22: 311- 315.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *